Servicios disponibles en Factoria Digital

Cuando se trata de alojamiento web, hay dos tipos principales: el alojamiento compartido y el alojamiento VPS (Servidor Privado Virtual). El alojamiento compartido es el tipo más popular de alojamiento web, y es perfecto para pequeños sitios web personales o proyectos profesionales que no requieren muchos recursos del servidor. El alojamiento VPS es el segundo tipo más popular de alojamiento web, y es ideal para sitios web medianos y grandes que necesitan más recursos de CPU y RAM que los que puede ofrecer un alojamiento compartido. Entonces, ¿cuál debería elegir para tener un cupon Factoria Digital?

Cuando se trata de alojar su sitio web, hay dos tipos principales de alojamiento: el alojamiento compartido y el alojamiento VPS. ¿Cuál es el más adecuado para usted? En esta entrada del blog, desglosaremos las diferencias entre estos dos tipos de alojamiento y le ayudaremos a decidir cuál es el mejor para sus necesidades.Alojamiento compartido: este tipo de alojamiento es el más utilizado. Se alojan varios hostings en el mismo servidor, compartiendo recursos de CPU y RAM. Este servicio está pensado para proyectos personales y profesionales ligeros que no requieren un uso muy intensivo de los recursos del servidor.

Hay muchos tipos diferentes de servicios de alojamiento disponibles, y puede ser difícil decidir cuál es el adecuado para usted y aprovechar el cupon de descuento de Factoria Digital.

En esta entrada del blog, discutiremos la diferencia entre el alojamiento dedicado y los servicios de alojamiento en la nube. Le ayudaremos a determinar cuál es el mejor servicio para sus necesidade

Alojamiento VPS: en este tipo de alojamiento tienes un servidor virtual con recursos de CPU y RAM garantizados para tu alojamiento. Al disponer de una serie de recursos dedicados para tu web evitas los problemas de falta de recursos derivados del hosting compartido. Este tipo de alojamiento es recomendable cuando tu web empieza a recibir más tráfico y requiere más potencia de procesamiento.

Revelamos Como hacer un Bebedero

Es normal y muy hermoso, ver en los jardines de muchas personas, bebederos para aves, es su manera de contribuir con la naturaleza y la vida de las aves, ya que estas utilizando material reciclable y bridandoles el vital liquido en los tiempos más calurosos del año, es por eso que también queremos contribuir con esta linda y humana causa, revelando Como hacer un Bebedero

A continuación detallamos los implementos que necesitas, ya verás, sin invertir gran cantidad de dinero, podrás decorar tu jardín con estos simpáticos y sencillos bebederos, además tendrás la retribución de disfrutar de estas aves con sus cantos todos los días:

1) se necesitan botellas de vidrio de cuello largo.

2) alambres fino.

3) canutillos.

4) tapón de alimentos para aves.

5) piquetas punta fina.

6) cortador de alambre.

Preparación:

1)debes lavar muy bien las botellas antes de usarlas.

2) corta los alambres de aproximadamente 100 cmts.

3) comienza a entrelazar los alambres de manera de crear una red que la sostendrá en el aire. Cada botella puede ser tejida con 4 alambres.

4) utiliza los canutillos para adornar esta red.

5) llena la botella con agua limpia.

6) coloca el tapón y listo, ahora a buscar el lugar ideal para tus visitantes emplumados.

Aprende como hacer churros suavecitos por dentro y crujientes por fuera.

Si quieres disfrutar una merienda altamente deliciosa, aprende como hacer churros en casa, sin ningún remordimiento.

Preparando churros.

Dos características importantes marcan las diversas maneras de preparar churros: la fermentación y su tamaño. La primera determina la magia que ocurre al encontrarse las levaduras con los azúcares que proporcionarán gran esponjosidad, suavidad interior y exterior crujiente de tus extraordinarios churros caseros.

Ingredientes.

  • 300 g harina de trigo
  • 3 g levadura seca
  • 30 g azúcar
  • 10 g sal
  • 300 g agua
  • 50 g mantequilla
  • 2 g vainilla
  • Aceite

Preparación.

En un cuenco, remueve perfectamente la levadura, el azúcar y la harina. Calienta el agua a temperatura entre 30°C y 40°C, si no tienes termómetro con sonda, calienta hasta que la notes solamente un poco caliente y agrégala a la mezcla anterior.

Amasa un poco, añade los demás ingredientes y, después que la harina haya absorbido toda la humedad del agua y la mantequilla, tapas con un plástico dejando fermentar entre 30 a 60 minutos.

En una sartén, calienta suficiente aceite. Con un jeringo de boquilla muy grande o en una manga pastelera, haces porras de gran grosor. Pudiendo extender la masa y enrollarla desde el borde superior hacia ti, permitiéndote rellenar al gusto.

Fríe hasta dorar y reposa en papel absorbente.