Vehiculos Militares Españoles: refuerzos para las Fuerzas Armadas

La madre y el padre de todas las bombas, drones, bombas nucleares, misiles dirigidos: poder de destrucción masivo a la disponibilidad de un botón, seguramente rojo, en la oficina de algún militar de primer nivel. Las noticias de los últimos días hacen pensar que la carrera armamentística no cesó con el derrumbe de la URSS en 1991.

La cantidad de dinero que invierten hoy las potencias del mundo para garantizar su seguridad asciende a cifras inconcebibles para los simples mortales. Pero aún los países que no son, y nunca fueron, parte de esa carrera invierten ingentes cantidades de dinero en fortalecer sus ejércitos. Por supuesto, en la manera en la que les es posible.

España, por ejemplo, continúa comprándole camiones militares a la empresa italiana Iveco Defence Vehicles. En el 2015, la compañía firmó un acuerdo para proveer a Las Fuerzas Armadas Españolas con más de 700 camiones todo terreno. Esta cifra se sumó a los más de 2 mil vehiculos militares españoles que ha suministrado la empresa a lo largo de los últimos años.  Es evidente que España no hace parte de esa exhibición de poderío armentístico que hoy se observa en las noticias. Aún así, no deja de invertir de vez en cuando mucho dinero  en su ejército.